23.10.08

EL NEOLIBERALISME HA MORT! VISCA EL SENTIT COMÚ!


Mentre el món es debat entre l'estupefacció i el vertígen d'una crisi econòmica de naturalesa sistèmica, a mi em vé al cap aquell paradoxal mot xinès que representa alhora crisi i oportunitat.
El cert és que, com a resultat de la fal·lacia neoliberal que va constituïr una veritable dictadura del pensament des dels anys vuitanta, ara estan pagant justos per pecadors els efectes d'una crisi que té la seva única raó de ser en la ingenua però letal idea de que el mercat s'autorregula per sí mateix i que la intervenció dels poders públics en l'Economia és l'orígen i la causa de tots els mals, passats, presents i futurs, reals o imaginaris.
I fa una certa gràcia de veure com els portestandarts del Neoliberalisme Global, acollonits davant la fallida d'un Sistema sostingut en un paradigma que no aguantava cap anàlisi racional i que només es sostenia per la força coercitiva dels defensors del Nou Ordre Mundial, s'han reconvertit ràpidament a una mena de keynesians de dreta, però keynesians en definitiva.
Es tracta de sobreviure, i quan els defensors de la dictadura del mercat veuen que el seu coll perilla, no esperen que els salvi la “Ma Invisible” sino que corren a protegir els seus interessos al redós de la intervenció pública. Coses de la vida, però això és el que hi ha.
Tothom és conscient que el paradigma neoliberal està mort i enterrat per sempre més.
Ha mort fruit de la seva pròpia dinàmica de funcionament, però no cal saber un borrall d'economia per adonar-se'n que marginant l'economia productiva, primant l'especulació desenfrenada i fent un acte de fe en una creeença de pa sucat amb oli, la cosa acabaria com ha acabat.
L'altre dia vaig sentir una frase genial respecte a la fe dels neoliberals en la capacitat taumatúrgica del mercat. Més o menys deia que la “ma invisible” és allò que mai no veus però que sents l'hostia quan te la fot. I la “ma invisible” ens ha fotut a tots plegats una bona hostia.
Quan escrit aquestes notes, l'economia mundial fa la sensació de ser una mena de Titànic i tots estem pendents de la Cimera Financera dels G-20 prevista pel proper 15 de novembre a Washington.
No se que en treure'm d'aquesta Cimera. Potser poca cosa perquè és una mica sorprenent que per apagar el foc de la crisi de sistema es reuneixin el socis del sindicat de piròmans (i en especial aquest geni de la política que tenen els americans per President i que presidirà la reunió, toca't els collons!!!) i també aquells que des de diversos posicionaments polítics han estat còmplices amb el seu silenci de l'extensió de la plaga del neoliberalisme arreu del món i que ens han fet combregar amb rodes de molí deconstruïnt l'Estat del Benestar pedra a pedra durant els darrers trenta anys.
Una cosa sí que és certa. Tothom és conscient que cal “Refundar el Capitalisme” i com ha dit avui el President Sarkozy (que no és precisament sant de la meva devoció i que va arribar a l'Elisi prometent als francesos que quan fóssin grans serien com els americans o els britanics) “ha mort la dictadura del mercat i la de la impotència de l'esfera de lo públic”.
Sarkozy ha afirmat que l'actual crisi financera internacional ha posat ja de relleu "el retorn de la política" a l'esfera econòmica i advertia en la seva intervenció del risc d'una revolta popular mundial si la Cimera de Washington acaba en un no-res, i demanava a la Unió Europea que deixés de ser ingenua amb la lliure competència.
Em sap greu dir-ho però el Sarko aquest cop l'ha encertada i espero que tant els que es reuniran el 15-N a Washington com els líders europeus (de la Vella europa), que en general són una colla de capcigranys incapaços de posar-se d'acord en les coses més bàsiques i que es deixen presionar (o sotmetre al xantatge, per ser més exactes) dels dirigents dels països de l'Europa de l'Est (la “cinquena columna” de Washignton a Europa), tinguin ben present la necessitat de donar un cop de timó a aquest desori i que les coses no podran ja tornar a ser com eren. Afortunadament per a tots.
També s'ha dit aquests dies que la solució de la crisi ha de sortir d'Europa. A veure si és veritat, perquè Europa encara representa una illa més o menys entenimentada enmig d'aquest infern econòmic global, malgrat això sí, els britànics, els socis de l'Est i el centredreta europeu, que ha oblidat les seves arrels de conservadurisme social que va contribuïr positivament conjuntament amb la socialdemocràcia a construïr l'Estat del Benestar de la postguerra.
Ai, Oloff Palme i Konrad Adenauer, quina falta que ens feu en aquests moments!!!
Per que això sigui possible, mancarà més esperit europeïsta, avançar seriosament en la definició d'una política exterior i de seguretat comunes i d'unes comunes polítiques industrials, comercials, tecnològiques i fiscals.
Se que la Unió Europea és una mena de paquiderm mancat de reflexos on posar-se d'acord és més difícil que per a l'Esglesia reconeixer que la van cagar amb Galil·leu o que demani perdó de genolls per la Inquisició, però penso que no tindran més collons que posar-se a pencar i a prendre decissions perquè si s'apliquen la doctrina del “laissez faire, laissez passer” i del “qui dies passa, anys empeny”, anirem tots a una catàstrofe global anunciada i en la qual, molts experts conicideixen en afirmar que tot just hi estem entrant. I jo, sense ser cap expert, també ho crec.
Em crea una mica d'escrúpols tornar a citar el Sarko, però quin remeï. Si l'ha encertada, és que l'ha encertada. Quan el marit de la Bruni deia avui que “no tenim el dret de fracassar perquè això significarà que el món que sortirà de la crisi serà pitjor que el d'abans", tenia tota la raó, perquè això que tenim no té solució possible. Tanmateix, m'agradaria dir el que realment pensava quan ha fet aquest avís per a navegants: “nois, o ens espabilem i girem el mitjó però ja, o ens anirem tots a la merda sense remissió”.
Què necessitem per sortir de la crisi?
Primer de tot, reconèixer que tenim una malaltia provocada per l'adicció a substàncies estupefaents (en aquest cas l'adicció al neoliberalisme”, després rescatar l'economia del domini corruptor i cancerígen de la Khrematistica (ai, quanta raó tenia Aristòtil i què diria si aixequés el cap!!!), introduïr criteris de transparència i responsabilitat social en el quefer econòmic, repensar des de zero la filosofia, el funcionament, el rol i la raó de ser de les institucions econòmiques i financeres internacionals i sobretot tornar a situar el paper regulador dels poders públics en l'economia (d'on no hagués d'haver sortit mai) i reconstruïr els malmesos pilars de l'Estat del Benestar en una perspectiva global. En definitiva retornar a l'Economia al terreny de la Política.
Keynes torna i la Socialdemocràcia també. Això és bo des del meu punt de vista, però el més important i el millor de tot és que torna, inexorablement, imparablement, el Sentit Comú.
La llàstima és que aquest despropòsit ens costarà sang, suor i llàgrimes i que dissortadament els innocents en pagaran les plats trencats.
Espero que els culpables d'aquest desastre (si, ho he dit bé, culpables) paguin la seva condemna a les urnes o a la presó, segons el cas, i que el murri de Don Fabrizio Corbera, Principe de Salina, no pugui dir un altre cop, des de la seva residència de Donafugatta allò de que “alguna cosa ha de canviar perquè res no canviï”.

5 comentarios:

Javi (http://www.lacoctelera.com/alostreinta) dijo...

Hola Prometeo...

El tema que me preocupa de todo esto es...y ahora...¿Qué?

Porque si es una crisis sistémica, asumo que tendremos que crear nuevas instituciones, o al menos reformar las que tenemos, y reformar o "retocar" el mercado.

Que hacemos con el FMI?
Como enfocamos lo de los bancos?
Todo esto quien lo paga?

El laissez faire se acabó. Salvo algunos bloggers por ahí (que dicen que el problema es la misma regulación, ya te pasaré algunos blogs para que te rias un poco), todos estamos de acuerdo en que llega el momento de expandir el Estado en economía, lo cual no me parece mal. Ni que se incurra en algo de déficit. Si es necesario, es necesario.

Y, lo reconozco, el Estado no es ninguna empresa.

Abrazos,

Javi

Saludos,

Javi

Prometeo dijo...

Querido Javi, pues como siempre me planteas una disyuntiva interestante. Un reto, vaya!
Mira, yo esoty tan despistado como mis amigos de izquierdas y mis adversarios de derechas.
Efectivamente, el laissez faire se acabó, pero respondiendo a tu pregunta creo que la reformulación de las instituciones econòmicas y financiera sinternacionales debería pasar por introducir democracia en su funcionamiento y dedicarse a lo que toca, que es promover la economia real, que para la economia neoliberal ya tnemos la primitiva o el euromillón y son más prometedores.
En el caso español, y que yo haría extensiov al resto del planeta (se que estarás de acuerdo conmigo, porque tanto tu como yo, querríamos tomar una lancha de salvamento en el Titanic), hay que ponerse de acuerdo y ser capaces de llegar a acordar unos Pactos de la Moncloa-2.
Y no me vale lo que los talibanes de derechas y de izquierdas quieran hacer para enfrentarnos y no encarar el problema, porque esto nos llevará al desastre anunciado.
Creo que la Economía de Mercado es el sistema menos malo de todos los que hemos sido capaces de inventar, pero hay que darle, segun mi leal saber y entender un toque social.
Y esto, que es válido para la Piel de Toro es válido para el planeta en su totalidad.
Què quien lo paga? Pues, desgraciadamente todos, porque TODOS, por activa o por pasiva, fuimos cómplices del "camello" neoliberal, y en eso no nos escapamos ni los verdaderos liberales ni los socialdemócratas, que (y hago autocrítica) callamos durante 30 años y dijimos amen ante la aberración neoliberal.
El mundo necesita urgentemente,otro Oloff Palme y otro Adenauer (no te que quejarás eh! que no me sale de los mismisimos ser taliban ni sectario, que ya me conoces...).
Decia el Sarko que l solución tiene que salir de Europa.
Me jode darle la razón al marido de la Bruni con quien solo coincido con su buen gusto por las mujeres con las que se asa, pero en este caso tiene razón y es de justícia reconocerlo.
Ya está bien de ser lacayos ideolgicos de los yankees, joder!!
El neoliberalismo se acabó para siempre, y creo que esto es bueno para los socialdemòcratas (que volvemos a stituarnos en el centro del pensamiento económico) pero también para la derecha tradicional europea, a la que un individuo de izquierdas como yo, le reconoce un papel activo y crucial en la construccción del Welfare State de la postguerra.
Mira, lo de los bancos es necesario para fomentar la economia productiva (mal que me pese) y el FMI es necesario pero hay que redefinirlo de arriba abajo, porque su papel fundacional ha sifo pervertido por el cancer del neoliberalismo.
Quieres que hablemos del déficit público?
Pues hablemos.
Hablando en plata. Que el Estado incurra en déficit, a mi me la suda. El Estado no es una empresa ni debe serlo jamas, y quien diga lo contrario es que o bien es tonto o es un malvado como todos estos adalides del neoliberalismo decadenate y en caída libre que nos han llevado (a la izquierda y a la derecha social i liberla, de verdad) al desastre Global.
Tu y yo sabemos que las escuelas, las pensiones, el sistema público de salud o son un mal "business" pero si el Estado no pone los cojones encima de la mesa y se encarga de ello, vamos a un munod en plan Mad Max, y esto es el cos. Y creo que tanto a la izquierda como derecha (bueno, dejando aparte a los neoliberales, que son unos desalmados y poco menos que unos extraterrestres del Planeta Maluto), a nadie le conviene porque yo (dime iluso, lo acepto!!), creo que el mundo es algo más que el puro interés de los especuladores financieros.
Hoy he oído que Bush dice que lo del 15-N en Washington no debe ser un cambio profundo sino algo parecido a un retoque para que todo siga igual.
Mecagondiós, sabia que este tipo era un imbécil pero no me imaginaba que fuera un suicida!!!
En pocas palabras, los cidadanos de a pie (de derechas o de izquierdas), vamos a tener que pagar los platos rotos, pero es que no hay más remedio.
Ahora bien, lo que creo que desdes Europa hay que decir alto y claro es que, si los amercianos han decidido suicidiarse con una sobredosis de crack (el neoliberalismo es más letal que el crack, no lo dudes, amigo), nosotros no estamos por la labora y hay que Refundar el Sistema de Economia de Mercado (no voy a hablar de capitalismo porque me da urticaria, lo siento) sobre unas bases sociales en las que el Estado defina el marco de actuación. Al menos de mínimos, que no pido más!!!.
Oye por cierto, pasame los links de los "últimos (neoliberales) de Filipinas", que quiero reirme.
Y por cierto, a Aznar y a sus amiguetes de la FAES, habria que meterles en un manicomio por una cuestión de salud pública y por el bien de la Humanidad.
Y se que tanto los socialdemócratas de viejo cuño como los liberales (de verdad) y de siempre, trabajaríamos juntos para ponerles la camisa de fuerza.
Amigo, Salud y República!!!

Javi (http://www.lacoctelera.com/alostreinta) dijo...

Bueno, me dejas muchas cosas para comentar...

En primer lugar, decirte que hoy he tenido un dia...intelectualmente jodido, porque esta mañana, leyendo la Vanguardia, llegué a una duda:

Vamos a ver: En la crisis del 93-96, cuando Aznar llegó al Gobierno, el liberalizar la economía hizo que tirara para arriba con bastante fuerza, a partir del 99 (auqneu también fue sobre todo para entrar en el €).

Sobre el papel, entiendo que en periodos de crisis profundas, hay dos opciones: O más intervencionismo para reactivar la economía (que actuaría como una especie de "primer empujón"), o bajar los impuestos para hacer que las empresas y la sociedad tengan más dinero y lo pongan en marcha, y "la economía se autoempuje", digamos.

Entiendo que en una crisis como esta, esa solución, a corto plazo no es válida, porque en tiempos de miedo, si te bajan los impuestos, simplemente, ahorrarás más debajo de tu colchón.

Pero aquí viene mi duda: Dicen que esta crisis es como la del 82, pero con las políticas puras del laissez faire de Reagan, a los pocos años la economía rebotó creciendo un 6.75%.

Entonces: Hay dos opciones. O esta crisis es sistémica del todo al nivel del 29, (y no hay tu tías, y hace falta un New Deal a nivel europeo y americano) o es no tan sistemica, y es a nivel del 82, y con políticas neoliberales, también se puede arreglar (aunque el coste social sea brutal los primeros años).

En cualquiera de los dos casos, obviamente me quedo con el que tenga el menor coste social; pero esa no es mi cuestión; mi pregunta es: con políticas liberales (bajada de impuestos, regular mejor el sector financiero y poco más), se podría reactivar la economía? Pregunto, porque tengo dudas.

Por otra parte me pregunto una consecuencia de lo que has escrito en tu comentario: Sería viable que Europa fuera en un sentido para arreglar el desaguisado y America en otro? No sería contraproducente?

Sabes Prometeo? Hablando contigo se aprende economía de verdad. La haces entendible.

Salud y República,

Javi

Prometeo dijo...

Gracias Javi por tus comentarios.
Bueno, vamos a ver, son muchas cosas para contestar.
Voy a intentar ir una por una, a ver si no me dejo nada.
Empecemos por la política económica de Aznar.
Cuando gana las elecciones en el 96se encuentra con que parte del trabajo sucio ya se lo había hecho Felipe Gonzalez con la reconversión industrial y Solbes, por su parte, había hecho bien los deberes y encarado los cambios estructurales necesarios para que el país estuviera en la rampa de lanzamiento para un fuerte crecimiento. Partiendo de esta base económica y coincidiendo con el surgimiento de un excelente momento de la economía internacional, el Partido Popular se dejó llevar, como hubiera hecho el PSOE en caso contrario, eh, que conste!.
No voy a decir que la herencia económica del gobierno del PP solo fuera una pura continuidad de lo que había hecho el PSOE. No, no es así.
Desde el punto de vista macroeconómico, el crecimiento económico fue muy postivo (desde 1997 al 2000 se creció por encima del 4% del PIB anual, pero a partir de la crisis del 2001 en que la economía mundial perdió fuelle también lo hizo la española), del déficit del 5% del PIB de 1996 se pasó al déficit cero. Se bajó la deuda pública por debajo del 51% del PIB. Se cumplió el tratado de Maastrich y la tasa de paro pasó del 22% que había en 1996 al 11%.
Pero a mi modo de ver hubo factores exógenos que contribueron a favorecer de forma decisiva este cuadro macroeconómico positivo que en las actuales circunstancias es imposible que se vuelvan a producir.
Ten en cuenta las aportaciones de la Unión Europea a España, a través de los diferentes fondos, rondando los 50.000 millones de euros durante los ocho años de Aznar, que significaron más de un 1% del PIB anual en cada uno de sus ocho años de gestión.
Añadele a esto los ingresos provenientes de las privatizaciones de las empresas públicas durante sus dos legislaturas que han alcanzado más de 33.500 millones de euros, el importantísimo aumento de la población fruto de la inmigración que provocó un dinamismo económico importante y un aumento considerable para las arcas de la Seguridad Social y por último, y no por ello menos trscendental, la combinación entre unos tipos de interes bajos y la participación en el euro, que hace que hayan disminuido en siete puntos los tipos de interés, estando en el punto más bajo de nuestra historia económica, tres puntos más bajos que lo que sería necesario por nuestra inflación, contribuyendo muy activamente en los dos sectores que durante el gobierno del Partido Popular dinamizaron la economía, el consumo y la construcción.
Ay, la construcción!!!
Los años de oro de los gobiernos de Aznar y por descontado la primera legislatura de Zapatero, nuestra economia se sustentó en el ladrillo y en eso tanto tirios como troyanos han cebado la demanda interna con más hipotecas, más vivienda y más consumo pero no invirtiendo en tecnología, ni en formación, que es el futuro.
Esto que ya venía de atrás y que tomó fuerza con los gobiernos del PP (y la posterior aquiescencia del PSOE desde el 2004 al 2008) han enfocado nuesta política económica mirando siempre a corto plazo pero sin una perspectiva económica a medio y largo plazo, lo cual ahora, metidos en el manicomio en el que nos encontramos, va a hacer que lo paguemos muy caro.
Creo que la industria ha sido la gran perdedora en la política económica de Aznar.
Las consecuencias ya están a la vista: deslocalización industrial, pérdida de competitividad, falta de avances en el protocolo de Kyoto, pérdida de tejido industrial. Ya no podemos competir en productos que requieran mano de obra barata pero tampoco en productos de alto valor añadido, ese es el gran drama y el precio a pagar por la política económica de Aznar.
Ahora estamos empezando a pagar estos costes. El problema radica en que hay muy poco margen para la rectificacióy ahora le toca al PSOE hacer frente a esta situación que por eso ganó las elecciones.
Un apunte sobre las reformas fiscales de los gobiernos del PP.
Se hicieron 3 reformas fiscales, donde el tipo máximo pasó del 56% al 45%, es decir, se rebajaron 11 puntos a las grandes fortunas del país. Las plusvalías vieron reducirse su tributación del 45% al 15%. Así el 1% de los contribuyentes de las rentas más altas han concentrado el 20% de las rebajas tributarias. Mientras que los que ganaban menos de 8.000 euros al año no tuvieron ninguna ventaja fiscal.
Se puede calificar a Aznar como “el Robin Hood de los ricos”, que ha quitado a los pobres para dárselos a los ricos.
Vale, admito que esta frase tiene un tinte un poco demagógico, pero es la pura aplicación de la filosofía fiscal de las recetas neoliberales. Que le vamos a hacer!
Ah por cierto, intentaré ser mesurado en mis afirmaciones y que no me pueda mi corazoncito socialdemócrata.
Lo de los 400 euros también es un error y se da de hostias con el principio de la fiscalidad progresiva. Uno de los pilares del pensamiento socialdemócrata. Compañero Presidente, lo siento, pero es lo que hay.
Bueno, creo que más o menos he dado respuesta a parte de tu planteamiento sobre la política económica del PP en diversos aspectos que me planteabas.
Ahora vamos a lo segundo.
En tiempos de crisis: ¿o más intervencionismo para reactivar la economía o recetas liberales para que la economía se autoempuje?
Citas como ejemplo las políticas del laissez faire de Reagan y que a los pocos años de aplicarlas la economía creció un 6,75%.
Bueno como hecho objetivo lo que dices es cierto, pero lo del laissez faire depende, que esto es lo que me jode del neoliberalismo.
Como bien sabes, la locomotora de los USA fue la industria armamentística que empujó la economía hacia adelante pero dejó el déficit público de los USA a unos niveles brutales que han ido creciendo y creciendo de forma imparable con las últimas 3 Administraciones republicanas.
Y digo que me jode lo de los neoliberales, porque sí, se han dedicado a desregular el mercado y a convertir al Estado en un enano pero de forma selectiva y a costas de aumentar las desigualdades sociales y ampliando la brecha del déficit social y aplicando un keynesianismo de derechas vergonzante.
Ya sabes, lo del gasto es cuestión de elegir entre cañones o mantequilla. Nada más ni nada menos.
Sobre la naturaleza de la crisis. No tengas duda alguna de que nos encontramos ante una crisis sistémica y que el paradigma del neoliberalismo se acabó. Y de todos los errores cometidos (bueno ya sabes que pienso que el neoliberalismo es un error en sí mismo...) el peor ha sido el de desplazar la economía real del centro del debate y transformar la economía mundial en una super-mega-ruleta planetaria donde los heroes eran los especuladores y lo demodé era la economía productiva. Este es el problema y el caos creado con todo ello ha sido este Apocalipsis financiero que nos ha arrastrado a todos. Y lo que nos va a arrastrar!!!.
Hace falta un New Deal. Europeo y americano, eso sí pero cuidadín, que no vayamos a caer en el error de pasarle un poco de abrillantador al neoliberalismo para salvarle el culo y dejarlo todo como está (como quiere Bush, no te equivoques), porque si hacemos esto, nos vamos a ir todos al carajo, ya que sería más o menos como intentar curar a un enfermo del corazón poniéndole una tirita en el dedo gordo del pie.
En estos momentos respecto a la solución de este desastre, creo que debería ir por varios sitios: un New Deal Global, otro Bretton Woods, reformular el funcionamiento de las instituciones financieras y económicas internacionales (FMI, Banco Mundial, OMC...) desde cero y abiertas a un nuevo multilateralismo y aceptar como hecho probado que el mercado por si solo no puede autorregularse y que requiere del Estado para evitar que se vuelva loco y frenar sus impulsos suicidas que como estamos comprobando, los tiene.
Buff, vaya rollo que te he pegado, joder!!!
Gracias por tus estimulantes comentarios y hasta la próxima.

Javi (http://www.lacoctelera.com/alostreinta) dijo...

Prometeo; de rollo nada; tú no sabes, en serio, tú no sabes lo que yo aprendo leyendote.

Tengo una pregunta más, pero es que no quiero darte la lata, en serio...esta te la haré con una cerveza de por medio.

Que sepas que estás enseñando a alguien con ganas de aprender.

Un abrazo,

Javi